domingo, 26 de abril de 2015

Reflexiones



No apagues la luz, quiero disfrutar del último momento de lucidez que tengo. Mirando al horizonte sin importarme quien haya delante, sintiéndome libre,  ahogado el último suspiro para poder disfrutar de este momento tan intenso. No quiero decir que la vida sea mala, simplemente hay que verla de la manera adecuada para que sea real. No pongas por delante tu ser, ya que solo te puedes quedar. No vivas envidiando sino viviendo al momento lo que tienes. No pienses en el futuro como una cosa que evitar si no, como una nueva experiencia que disfrutar. No me vengas con que no sabes que la vida es así, porque nadie es tan ignorante para no poder ver lo que le paso a los demás, pero cobarde no es el que se rinde y se va, si no el que juzga por juzgar. Cobarde no es aquel que en medio de una pelea, se va. Si no aquel que da el primer puñetazo. La vida es sufrir, gozar, llorar, caminar, buscar, y morir, pero eso no la hace menos que nada, por yo en el ultimo de mis minutos de vida, me pongo por testigo que mi vida ha estado llena de baches imprevisibles, de montañas inescalables y de dulces momentos de amargura intensa, y eso no aria ni por un segundo que decidiera tirar tras en el tiempo para cambiar aquello que me hizo daño porque significaría perder esa sabiduría, que a momento vivido,  lección aprendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario