martes, 31 de marzo de 2015

Capitulo 2- Parte 2



-No hija, ni se te ocurra volver a casa, no has oído las alarmas, está habiendo un atentado, con bombas contra la sede del gobierno, quédate donde estas y ni se te ocurra volver a casa hasta que te vuelva a llamar, entendido?-  No me lo podía creer, estaba tan concentrada que no había oído las sirenas. Ahora que hacia si salía a la calle corría peligro, pero no sé si la madre de Logan después de todo lo que le han hecho a su hijo los mutantes y demás criaturas de esta ciudad, dejaría quedarse a una en su casa.

-¿Qué pasa?- Pregunto Logan, que estaba detrás mío, con una mano en el hombro.

-Han sonado las alarmas, está habiendo un atentado, contra la sede del gobierno, otra vez.- Resultaba decir raro decir otra vez, pero es la verdad. Desde que los humanos se establecieron ha habido atentados todas las semanas, la mayoría de los que los provocaban estaban metidos en la estructura de fuera de la ciudad. Preselband es la ciudad principal, nada se escapa sin que el consejo que estaba ubicado aquí, no supiera nada. Hace años, no estaba aquí, si no en Veninton, que estaba lo bastante lejos para que los atentados no se notaran lo más mínimo. En nuestro continente siempre ha habido problemas, los mutantes sobre todo, al tener poderes, solemos creernos, no todos, más poderosos que los demás. Así que por poco que pase, siempre es importante si es por parte de un mutante porque depende del poder que tenga puede arrasar completamente una población por un berrinche. Yo misma podría hacerlo.

-Y que vas a hacer, no puedes irte- Su cara expresaba preocupación.

-Bueno mi madre me ha dicho que me quede donde estoy, pero no se si tu madre, después de todo lo que te han hecho los mutantes y demás dejara que me quede.-El enarco una ceja

-Venga ya, eres la primera persona en esta estúpida ciudad que no me ha despreciado y humillado y a demás has confiado en mí. Mi madre no pondrá ninguna pega, ya verás- Su mano se poso en mi hombro y me llevo hasta abajo en silencio.

-¡Mama¡- Grito Logan, a pleno pulmón.

-Que quieres hijo, estoy en la concina.-

Cuando llegamos debajo de las escaleras, seguimos el pasillo hacia adelante y nos encontramos con la cocina y comedor, ya que eran la misma sala. Su madre estaba sentada en el sofá frente a la televisión, estaba viendo las noticias en las cuales estaban diciendo el protocolo de actuación contra los atentados. Todos dentro de casa, que nadie salga a la calle, apagar luces y demás portales electrónicos, etc…

-¿Todavía está la chica aquí? Pensaba que se había ido hace rato.-Su madre realmente estaba sorprendida, se levanto de sofá y se fue acercando a nosotros poniéndose las manos en la cintura.-Lo siento mucho, pero deberás quedarte aquí hasta que digan que ya ha pasado todo.-Dijo su madre sin ganas de que la contradijeran.

-Vale- Logan solo se atrevió a decir  eso.

-Cuando puedas saca un colchón del ático y mételo en tu cuarto, dormiréis los dos en tu habitación, tomáoslo como una fiesta de pijamas, pero como oiga algo raro, no me lo pensare dos veces antes de entrar.-Al momento me sonroje, no sabía cómo tomarme aquella, pero por la reacción de Logan él se había quedado igual que yo.

-Vaaa…vaalee mama- Al momento se giro y fue directo hacia las escaleras, pero al ver que no le seguía me hizo un gesto con la mano, para que fuera con él. Mientras le seguía hacia el ático, pienso en todo lo que ha pasado hoy y en la remota posibilidad de que esto me pasara. No quiero saber lo preocupada que estará mi madre, y lo que mi abuela se estará riendo por dentro de mí. Yo se que él es bueno y su familia igual, pero nadie me quita la inseguridad de años, hablando mal de ellos. Siendo sincera una parte de mi se alegra de que hoy fuera el día de la semana del atentado, así podía pasar más tiempo con Logan.

Cuando alce la vista el estaba tirando de un cordel colgado del techo. Automáticamente se abrieron unas escaleras hacia el piso de arriba, mi abuela tenía también una así, pero en mi casa  no había. El subió por la escalera, yo iba detrás, pero no puede evitar mirarle cuando subía las escaleras. Le estaba mirando el culo, pero es que lo tiene tan bonico, no es aquel culo que lo miras y es flácido,  esta fornido y bien definido, a mas es bonito. Solo de pensarlo me puse roja. Menos mal que él está arriba y no puede ver cómo le miro. Enseguida le seguí, y entramos en una pequeña habitación con poca iluminación, llena de polvo. Allí donde estaba Logan había un viejo colchón. La verdad es que prefería irme y arriesgar mi vida antes que dormir ahí. Lo bajamos a trompicones ya que soy muy torpe y siempre se me escurría de las manos, el se reía y me llamaba manos mantequilla. Cuando llegamos a su habitación después de dejar el colchón, su madre estaba justo detrás.

-Logan, pensándolo mejor no vamos a hacer que la pobre chica duerma en ese viejo colchón, pero como es tu invitada podrás dejarle la cama, y tu dormir en el colchón- Su madre se notaba irritada y asustada.

-Vale- Su tono era firme y amigable, pero yo me sentía culpable, si no me hubiese despistado no tendría que quedarme aquí, y su madre no tendría que  soportar a una mutante, de las cuales ha hablado mal de los humanos, como tantos otros.

Todo después de so fue muy rápido, la cena con sus padres, había sido de las cosas mas incomodas que nunca me habían pasado. Aun que hay que decir que su madre tiene muy buena mano para la cocina. Hizo unos espaguetis, con albóndigas estupendos. Ni los que me hacia mi abuela de pequeña se parecían a su gusto y textura. El tema de conversación era bastante raro, aun no más raro de no ver a nadie usando poderes en la casa. Logan había asegurado que sus padres tenían poderes, puede que no me dijera cuales, pero tenían. Y en el rato que llevo en esta casa nadie ha hecho ademan de usarlos. Creo que lo hacen por su hijo, para que no se sienta incomodo o diferente. Yo tampoco los eh usado,  a veces, me resultan tan inútiles, muchas de las cosas que hacemos cotidianamente no es necesario utilizar los poderes, así que los tantos que tengo muchos los tengo para nada. Recogimos los platos de la mesa, y le toco a Logan limpiarla. Me sorprendía que a las familias que más criticábamos resultaran ser las mejores. No había competitividad. Nadie se peleaba para ver que poder era más poderoso, o de que hijo iban a estar más orgullosos. Quien sería el jefe de la manada, etc.

Cuando todo estaba limpio, Logan me hizo una señal con la cabeza para que le siguiera arriba. Sus miradas hacían un recorrido de aire gélido en mis entrañas haciéndome estremecer. Y no solo eso, ese tacto, al tocarme severo pero suave al mismo tiempo. Me hacia desmoronarme. Y lo que más confusa me hacía sentir era, como podía sentir eso por un humano.  Llegamos a su habitación, parecía más pequeña con el colchón en el suelo, me hacía pensar mal que tendría que dormir en un colchón así, cuando el tenia su cama. Ya son casi las 22:00h ( las 13:00h). No tenia ninguna ganas de coger y irme a dormir, ya no recuerdo las veces que dormía de noche e iba a los sitios de día. El calor del sol, la luz brillante, estoy harta de la oscuridad, pero teniendo un amigo vampiro, y no solo eso, mi mejor amigo, es ser un poco egoísta.

-¿Nos vamos a dormir?- Dijo él, mientras se metía a desgana en la cama, construida con un colchón lleno de polvo y suciedad.

-Porque no duermes conmigo, hay sitio de sobra en la cama y la verdad es que tu casa me da un poco de miedo, no me importaría tener compañía.-El abrió mucho los ojos, no sé si es por la propuesta o por el hecho de que alguien necesitara su compañía.

-Bueno…yo…vale- No tardo ni un instante en salir de esa ‘’Cama’’ y venirse a dormir conmigo. Cuando se metió dentro, note calidez y se me relajaron los músculos. Aun que no podía decir lo mismo de él, estaba tenso y tenía el color escarlata de estar sonrojado que tanto me gusta.

-¿Nunca has dormido con nadie? -Después de todo, dentro de nada cumplirá los 17 y es un chico atractivo, así que podría haber por aquí alguna chica similar a mí que pudiese tener interés en el.

-Bueno, sin contar a mi madre, no, nunca.- Me daba pena. Ser humano después de todo no significa ser malo. Creo que esta sociedad esta construida sobre unos ladrillos de incredulidad e ignorancia. Ser alguien en la vida no tendría que depender de cómo hayas nacido sino de en quien te has convertido.- Creo que eres la chica de mis primeras veces- Sonaba mal pero no quería interrumpirle antes de que acabara.-O sea, mi primera amiga, con la primera que hago un trabajo y que se haya presentado voluntaria, la primera en venir a mi casa, la primera en dormir conmigo…- Fue bajando la voz cuando fue acabando la frase. Sonreí, pero no era de esas sonrisas forzadas, si no de verdad. Nunca había conocido a nadie, ni incluso Jony que me dijera esas cosas. Jony nunca me había considerado algo especial para él, si no algo suyo, en cambio Logan sí.
De repente algo callo haciendo un gran estruendo cerca de donde estaba la casa de Logan. Una bomba. Ya casi me había olvidado de porque estaba aquí.

Continuara...

miércoles, 25 de marzo de 2015

Capitulo 2- Parte1



-jajaja no creo que sea cruel, simplemente les devolvías lo que ellos te hacían. Bueno yo también te considero mi amigo, y espero que así sea durante mucho tiempo.- Di dos patadas al aire para descargar la tensión acumulada en el momento.
Cuando me di cuenta estábamos delante de una gran casa de fachada verde y bordes blancos, con una gran puerta de roble en la entrada. Esa era su casa. Mientras se revolvía los bolsillos en busca de las llaves me quede mirando, la fachada de la casa. Cuando éramos pequeños, los grandes nos decían que los humanos Vivian en casas viejas, con telarañas y con ejércitos de fantasmas que mataban a todo aquel que se acercaba. Ahora sé que todo lo crueles que fuimos con ellos, no valió para nada porque los únicos monstruos fuimos nosotros. Me dio pena, saber por todo lo que había pasado y que había sido por culpa de nuestro racismo.
 Al final encontró las llaves y con una gran sonrisa me las enseño como cuando de pequeño encontrabas un caramelo en los pantalones.  Amplia y satisfactoria. En cuanto abrió la puerta, me encontré a una mujer con un pastel humeante en las manos, mirando fijamente a la puerta, con una sonrisa amplia en la cara. Mire hacia el lado para mirar  a Logan y encontré otra vez ese tono escarlata en su cara, avergonzado.
-Mama….-dijo Logan
-Hijo no me presentas, ya sabes que eso es de mala educación-Su madre era muy agradable, tenían el pelo de color rubio dorado, llevaba un delantal, y unos guantes de corazones en las manos para protegerse del calor que desprendía el pastel.
-Bueno, ella es Meghan, es mi compañera de pupitre.- Dijo cogiéndome del brazo y acercándome a toda prisa lo mas lejos de su madre y lo más cerca a las escaleras más próximas, seguramente para llevarme a su habitación.
-Encantada de conocerte, Meghan. Yo me llamo Eleonor-
-Igualmente- Y le deleite con una de mis mejores sonrisas.
Cuando salimos del alcance de su madre, se oía como decía alguna cosa pero nos metimos a toda prisa en su cuarto y no pude oír lo que decía. Su cuarto me impresiono nada más verlo, tenía un color azul marino, con el techo de color blanco. Una mesa con un ordenador y muchos libros. Era sencilla y eso era lo que me sobresalto. Un armario detrás de la puerta, una cama en medio, nada más allá de la sencillez.
-Ponte cómoda- Me dijo mientras me sentaba con cuidado en la cama, y le miraba mientras cogía de una libreta y bolígrafos, de la estantería al lado del ordenador.
-Vale, aquí lo tengo todo, y tenias algo pensado no se jaj- Se notaba inquieto, como si temiera sacar el tema de su madre en la puerta. Aun que en verdad tenía ganas de hablar de eso, decidí concentrarme en lo que había venido a hacer.
-La verdad es que si. Había pensado en una historia romántica, pero que intercale aventuras y tal- No estaba segura que eso fuese lo que más le gustase, pero por intentar sacar ese tema.
-Bueno me parece bien, y  de que ira. ¿No será la típica historia del chico que viene nuevo al Exso y se encuentra con una chica preciosa, de la cual se acaba enamorando, y acaban juntos para siempre?- No sé porque me sonroje, a lo mejor era por su mirada penetrante, o porque me siento identificada con la historia o…-Alguna vez has soñado con que alguna de esas historia tan típicas y repetitivas y que acabas odiando se hicieran realidad?-
-¿Sinceramente?- Realmente tenía ganas de decir que sí, pero no estaba segura si esa fuera la respuesta adecuada, o si.
-Si, sinceramente- Sus ojos se posaban en los míos, y cada vez me sentía las mejillas mas sonrojadas, espero que solo sea una sensación. Pero  creo que él se ha dado cuenta ya que ha vuelto a mostrar su sonrisa de medio lado.
-Algunas veces lo desearía, pero otras veces no. Siempre he soñado que mi historia de amor con un chico sería totalmente alejada de la de las otras personas, que sería diferente, única. Si nunca pasara eso, de tener una historia diferente a las demás, desearía al menos tener la única y repetitiva historia de siempre, simplemente porque estar solo es como morir lentamente.- No sabía como esas palabras habían salido de mi, pero sé que son ciertas. Yo nunca me eh querido conformar con lo que tenían los demás o les pasaba a los demás, yo siempre he querido mi propia historia, que cuando se las cuente a mis nietos, digan que su abuela, era una verdadera soñadora, que nunca se conformo con lo normal.

El silencio se extendió, a lo mejor pensaba que estaba loca o vete a saber qué cosa, pero justo en ese momento se levanto de la cama, donde estaba sentado justo al lado mío, y dijo:
-En esta vida hay muchos cuentos, de los cuales quiero que sea protagonista, pero no muchos se dan cuenta, que en realidad el único cuento que quieren vivir es el suyo.- Nunca podría haber imaginado que me diría eso. Perdí el rumbo de sus pasos pero en cuando volví a mirarle estaba viniendo hacia mí, con una carta en la mano.- Esas fueron las últimas palabras que me dijo mi abuelo al morir. Nunca entendí porque, y aun hago conjeturas de porque me lo diría, pero simplemente el recuerdo de sus palabras y de su persona me hace levantarme cada día.
-Qué bonito, y siento la perdida.- Realmente se le veía nostálgico.
-Bueno después de este momento o lapsus ñoño, de que vamos a escribir la historia?- Ya había recuperado su, encanto normal. Aun que, que es ñoño?
-Claro que si- Dije con una sonrisa- Aun que, que es ñoño?
El se comenzó a reír, y cuando acabo me contesto, como si fuera la cosa mas conocida del mundo.
-Ñoño es un momento tierno, empalagoso, romántico, donde aparecen sentimientos y emociones, desde pequeño le llamo así, es normal que no lo sepas.-
-Ah vale, mira ya se de que vamos a escribir-
-De qué?- enarco una ceja.
-De nosotros. No muchas personas escriben libros sobre como una mutante y un humano se hacen amigos, seria original…- antes de que terminara la frase el dijo.
-Nuevo. Mhh.. Me gusta, si vamos a escribir, sobre eso.-
En pocos minutos ya teníamos una plana de la libreta llena, de cómo había ido nuestro día, como nos conocimos y de todo lo que se nos paso por la cabeza en ese momento. El tiempo volaba y no había momento en el que nos despistáramos. De repente empezó a sonar mi teléfono. Corriendo fui a mirar quien era. Mi madre, como no, era muy tarde, tendría que haber estado en casa hace 20 minutos.
-Si mama, ya sé que tendría que estar en casa, lo siento me he despistado.- Logan se levanto detrás de mi corriendo, a ver qué pasaba.

Continuara...

jueves, 19 de marzo de 2015

Princesa Mecanica

Ficha Técnica
Título: Princesa Mecanica
Trilogia: Cazasores de sombras/ Los origenes
Autor/a: Cassandra Clare
Tema: Juvenil
Editorial: Destino
Reseña: El peligro aumenta para los Cazadores de Sombras ahora que esta trilogía, besteller del New York Times, llega a su fin. Si la única manera de salvar el mundo fuera destruyendo a quien más amás, ¿lo harías? El tiempo corre. Debes elegir. Pasión. Poder. Secretos. Magia. El peligro acecha a los Cazadores de Sombras en la entrega final de Los Orígenes. 
Número de páginas: 512 páginas
Preció aproximado:  17,95 euros
Valoración personal: Magnifica, Romantica, Excitante, Apasionada, etc. Que decir ya de los cazadores de sombras que nadie sepa. La verdad que es cassandra clare siempre me sorprende. Tessa en esta hisotoria tiene un portante muy significativo, pero quiero aqui presentar mis mas sincero amor por la pareja de Will Herondale y Jem Carstairs. Heronstairs. Son para mi la pareja, sin motivo romantico mas bonita de esta trilogia de los origenes. Ya que pocas veces vemos en los libros, este tipo de relacion entre personajes, y es que enamora. Tengo que decir que dado que salen muchas pistas en el libro de ''El fuego celestial'', nunca deja de soprender. Princesa Mecanica, ha sido mi favorito de esta trilogia, no por el contesto, que seguramente seria Principe mecanico, si no por el final tan absolutamente deslumbrante que nos ofrece. Solo imaginarme esa escena se me ponen los pelos de punta. Recomendarlo. Pues claro. Sobre todo a publicos de mas de 13 años, ya que esta relatado con depende que vocabulario y en que contextos un poco enrevesados y dudo que se enteren de mucho. Ya que eso le esta pasando a mi hermana pequeña que no hace mas que preguntarme las palabras y eso que tiene 13 años recien cumplidos. No se que podria decir mas, añadiendo que estos libros son de tapa dura y con unas portadas que enamoran. Tanto por sus colores, dibujos, imagenes, y de mas. Yo os lo recomiendo, pero aun mejor que os leyerais todos los libros de esta mujer. Que mas de una vez le eh declarado mi amor incondicional. Aqui acaba esta trilogia y espero pronto que saquen mas libros en español para poder seguir leyendo.
Calificación: 5 estrellas 

Capitulo 2



Pasaron las semanas tan rápido que ya no me podía creer lo bien que habían ido las cosas, desde  que los humanos se integraron. Aun que no todo fue pan comido, hubieron barios atentados contra los jefes de estado, y dicen que va  a ver más. Realmente eso es lo más preocupados nos tiene últimamente. Con todo esto, como no, hay unas consecuencias. A las afueras de Preselband están construyendo una estructura para meter a presos de estado, con diferentes distritos. Los distritos son las diferentes áreas donde estarán, las diferentes especies con sus correspondientes poderes. Solo trabajan por las mañanas pero se pueden oír, los camiones pasando por la calle, ya que el estruendo que hacen es inevitable no escucharlo. Hoy eh quedado con Logan para el trabajo de la clase de escritura, llevamos dos semanas hablando de lo que vamos a escribir pero no nos hemos decidido. Logan es tan amable, nunca hubiese esperado nada igual de un humano. Nos hemos hecho inseparables, siempre vamos juntos a los sitios y en las clases igual. Sombras acabo por sentarse con Olivia, es una chica con gafas enormes que se sienta al final de la clase, pero saca muy buenas notas. Jony está un poco celoso de Logan, ya que como ahora paso más tiempo con él piensa que le estoy dejando de lado, pero no puedo evitar sentirme cautivada por la forma de ser del humano. Ahora mismo voy de camino a casa de Logan, hoy es la primera vez que voy a su casa, y estoy muy nerviosa, desde que las chicas se enteraron, me comenzaron a decir miles de cosas para que no fuera y cambiara de compañero, pero ya estoy harta de tener-les miedo, quiero conocer a la raza humana a fondo. Ya estoy en la plaza tres ojos. Es la mitad del camino desde su casa a la mía, así que ninguno anda más que otro. Siempre quedamos aquí, es una plaza pequeña donde casi nadie pasa, así que podemos tener intimidad y hablar de cualquier cosa sin que nadie nos oiga o intente hacerlo.  Aquí solía venir con Jony cuando tenía un problema grave y no sabía a dónde ir sin dar la nota. Creo que eh llegado pronto, así que tendré que esperar. Estoy mirando como dos ratas se comen un trozo de pan que se le debe haber caído a alguien, es asqueroso, pero con todo y eso, me quede traspuesta viendo como esas dos ratas comían y estaban juntas. Uno de los poderes que nunca eh adquirido es el de poder hablar con animales, y la verdad es que me gustara tenerlo. Levanto la cabeza un segundo y veo que el ya se acerca. Va con unos pitillos negros, una camiseta blanca y una chupa de cuero ceñida a sus curvas. Realmente era muy atractivo. Y no es de esos chicos súper delgados, si no que como dice mi madre '' tiene de donde agarrar''. Cada ve estaba más cerca y sorprendentemente me sonroje. Aun que esperaba que el no se diera cuanta. En cuanto estuvo delante mío, saco su clásica sonrisa de medio lado, y me hizo un gesto con la cabeza para que le siguiera. Estuvimos un rato en silencio pero el de repente corto el silencio.

-¿Te pasa algo?- Su tono fue seco pero a la vez preocupado.

-No, estoy un poco nerviosa nada más.-

-¿Porque?- Me miraba a los ojos, yo ni me había dado cuenta de que habíamos parado de caminar.

-Bueno, nunca he ido a casa de ningún chico excepto Jony y el es como mi hermano, y bueno…-El me corto de golpe

-No pasa nada, mi familia son muy normales, ellos tienen poderes, el único diferente soy yo, así que no tienes que tenerles miedo ni estar nerviosa-

-No tengo miedo.- Dije secamente, estaba harta de que la gente o pensaba que tenia miedo, o me intentaba meter miedo. No quiero tenerles miedo, ellos son como nosotros solo que no tiene poderes.

El solo sonrió, pero esta vez fue una sonrisa entera. No me había fijado pero el pelo le había crecido y se lo podía meter por detrás de las orejas. Creo que debo dejar de mirarlo o al final se va a sentir incomodo pero no se porque no puedo. Tengo que dejar de pensar en el de esa forma. No puedo dejarme cautivar por él, se merece a una persona mejor que yo. Mi vida está llena de mentiras, nadie sabe lo que soy y lo que puedo ser, ahora mismo podría estar salvando vidas y en cambio dejo que mueran para salvar la mía. Al pensar eso deje de mirarlo, y comencé a mirar al suelo, el se dio cuenta porque de repente vi su mano en mi barbilla, elevando mi cabeza y estaba justamente delante mío.

-Si no quieres, no pasa nada, podemos hacerlo de otra manera- Su tono era triste pero decidido.

-No, no es eso, estaba pensando en…- No pude terminar la frase, por mucho que me concienciara mi misma que lo mejor seria no decirle a nadie de mis poderes, sabia que ahí fuera alguien me necesitaba y que no pensara en eso no iba a quitarme que mintiera a todos, hasta a las personas que más quería.

-Si yo te comprendo no pasa nada, aun estas a tiempo- La verdad es que no, solo teníamos que bajar una calle y luego continuar recto.

-¿Te puedo contar una cosa?, pero prométeme que no se lo dirás  a nadie.- Se que confiar en él, es peligroso, pero tenía que contárselo a alguien y es el único que tengo más cerca.

-Sí, dime te lo prometo por mi abuela, que en paz descanse- Se veía convencido y decidí contárselo.

-Bueno yo nací con un poder especial, algo con lo que muy pocas personas tienen. Nadie menos mi abuela sabe lo que soy, y bueno ahora tu. Cuando fui creciendo me di cuenta de que yo no solo poseía un poder, si no que tenía más de uno. Cada persona que me tocaba, cada poder que absorbía, al final, con solo 11 años llegue a tener mas de los que una niña podía controlar. Allí descubrí que mi abuela tenía el mismo poder que yo y me ayudo dándome técnicas para poder controlarlo mejor. Ahora mismo no sabría decirte cuantos poderes tengo, pero si hay 400 casos de poderes distintos detectados yo tendré unos 190 o 200 distintos. Yo soy un nivel 10 o más. Y eso es lo que e da miedo, que me manden a las misiones y no volver a ver nunca a mi familia si me pasara algo.-No sé a dónde mirar, si le miro a el, tengo miedo de que no tenga la reacción que de verdad quiero que tenga pero si miro al suelo, tengo la costumbre de derrumbarme y llorar y la verdad no tengo ganas de que nadie me vea llorar y menos al lado de un humano, ya que podría tener muchas repercusiones para él. Y no se merece ningún castigo por mis mentiras.

-Gua, no pasa nada, tu secreto está a salvo conmigo. No se lo diré a nadie, a mas si se lo contara a alguien a quien seria, venga soy el Humano, el monstruo- Cuando dijo monstruo cambio de voz más grave y hizo una seña de tener garras. Me estaba haciendo reír y eso me gustaba.

Seguimos caminando, y el empezó a contar anécdotas suyas de cuando era pequeño en los parque infantiles.

-…Ya sabían que no tenia poderes, así que como no, si el gobierno lo sabía, todo el mundo también. Así que cuando iba a los parques, los niños se separaban de mí y los pocos valientes que se acercaban, sus madres corriendo les cogían de las manos, para llevárselos a otro sitio. Así que un día, cuando las madres cogían a los niños o salían corriendo yo les ponía caras y los veías llorar durante horas, o les escupía y les decía ja-ja ya tienes la enfermedad humana. Ya sé que estas pensando asustar a si a los niños no está bien, pero era un crio y a más eso era lo más cercano  al contacto de otra gente que no fuera de mi familia. Realmente si miro hacia atrás tu eres mi única y primera persona que considero amiga.- De repente sus mejillas de color blanquecino se tornaron de un color escarlata. Se había sonrojado. Por mi.

Continuará...